23 febrero, 2018

Ortodoncia

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que se ocupa de la corrección de la posición de dientes y huesos, y de los problemas en la forma de ocluir los dientes.

 

“UNA SONRISA ALINEADA MERECE LA PENA”

Un tratamiento de ortodoncia no solo alinea tu dentición para conseguir la sonrisa que siempre has deseado, sino que también es fundamental para corregir tu mordida y facilitar tu rutina de higiene bucodental.


BRACKETS CONVENCIONALES

Metálicos: Son aparatos fijos, la ventaja de la ortodoncia de metal está clara: los brackets son más resistentes. El material empleado es de alta calidad, y su uso permite al ortodoncista reconducir la dirección de los dientes a la posición deseada con mayor facilidad, ya que la fuerza que se puede ejercer sobre la dentadura es mayor.

 

 

 

 

Cerámicos: se usan elementos que se fijan al diente y se pasa un alambre a través de los brackets. Estos brackets serán del color más parecido al diente , por lo que se camufla perfectamente y se consigue mantener la armonía en la boca del paciente. La efectividad de la ortodoncia cerámica es un poco más lenta que la que se consigue con los brackets metálicos, pero mucho mayor que la que se logra con otros tipos de ortodoncia invisible.

 

 


ORTODONCIA INVISIBLE O INVISALIGN

Es un tratamiento que se realiza con férulas transparentes que hacen que corregir tu sonrisa sea rápido, efectivo además de altamente estético.

Se trata del tratamiento de ortodoncia más cómodo del mercado: podrás comer lo que quieras y mantener una buena higiene dental, ya que los alineadores son de quita y pon deben cambiarse cada pocas semanas.


 

ORTODONCIA LINGUAL

Caracterizada fundamentalmente presentar una diferencia clara con los tratamientos de ortodoncia más convencionales. Esta no es otra que el hecho de que los brackets sujetos a las piezas dentales no están pegados a la zona externa de los mismos, tal y como ocurre con otras técnicas, sino que por el contrario, lo están en la parte interna.

Beneficios:

  • Genera una mayor higiene bucal.
  • Evita manchas en los dientes.
  • Tratamiento más corto.
  • Para todas las edades